20170316213636_small-business

5 razones para comprar un inmueble en subasta

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hay diferentes motivos por los cuales un inmueble se vende a través de una subasta. Si ese inmueble pasó por ejecución hipotecaria y regresó a manos del banco, éste la vende a través de subasta para deshacerse de la propiedad de manera eficaz. También están las subastas administradas por los gobiernos locales, las cuales se producen cuando el dueño no paga sus impuestos sobre la propiedad o en la quiebra de empresas por concurso de acreedores.

En ambos casos, uno puede comprar una propiedad por mucho menos de su valor,  lo cual es una de las principales ventajas que nos ofrecen estos inmuebles:

  1. Mejores precios que en el mercado: Los precios de salida en una subasta suelen estar por debajo de los inmuebles vendidos por particulares/agencias, por lo que puede ser una buena forma de hacerse con un piso para los compradores que tienen un presupuesto más ajustado.
  2. Más opciones en casas, locales, pisos, etc.: Estamos frente a una amplia cartera de inmuebles para elegir. Tanto el boom inmobiliario, como la crisis económica que ha atravesado nuestro país en los últimos años, han hecho incrementar la oferta de todo tipo de bienes inmobiliarios.
  3. Negociación auténtica: La venta por subastas nos permite participar en una negociación auténtica con el resto de los interesados de una manera transparente y limpia, ya que en todo momento sabemos las pujas que reciben el bien subastado y el valor de la misma.
  4. Precio Justo: Comprando nuestro piso o realizando nuestra inversión inmobiliaria mediante una subasta, nos aseguramos hacernos con el inmueble por el precio justo, ya que se acaba adjudicando al mejor postor después de una negociación transparente.
  5. Desde cualquier sitio: Si la subasta se realiza online, la mayor ventaja es que no tienes que estar localizado a una hora y en un sitio determinado para poder pujar, sino que puedes hacerlo desde cualquier parte del mundo. Basta con un ordenador e, incluso, un móvil  para que estas subastas estén a tu alcance.

Y este es el único problema que nos puede plantear este formato de compra:

  • Sin garantías. Cuando compramos una propiedad por subasta la compramos tal y como está. Es decir, si al llegar a ella nos encontramos algún tipo de problema como humedades o reformas, el coste de ello correrá de nuestra cuenta.  Por ello, debes considerar la posibilidad de que la casa necesite reparaciones y tomar en cuenta este costo en el momento de hacer tu oferta.

Unos consejos que siempre damos a las personas que nos llaman para participar en una subasta de inmuebles:

  • Lo primero que hay que tener en cuenta es que, para participar en una subasta, hay que dejar una reserva que tienes que tener ya ahorrada y saber cómo vas a financiar el resto en caso de ser el adjudicado, así que adelántate a estos tramites.
  • Además tienes que conocer bastante bien el “lenguaje” y vocabulario para poder pujar: precio de salida, precio de reserva, precio de adjudicación, cargas, deudas administrativas, acreedor máximo, etc. No son muchas pero sí necesarias para conocer el funcionamiento de este medio y dar los pasos en firme.
  • Pedir toda la información necesaria para asegurarte que pujas por lo correcto: fotografías del estado actual, tasaciones, nota simple, IBI, gastos de comunidad actuales y pendientes, modelo de escritura, planos, etc. Hay que leer atentamente la descripción del inmueble.
  • Si es posible , se aconseja visitar el inmueble que va a ser subastado y comprobar que el estado del mismo es el que nos han enviado, que no existen personas viviendo en él, etc.

En general es una buena oportunidad para todos y conociendo un mínimo de este mercado y pidiendo toda la información que necesitemos podemos empezar en el apasionante mundo de las subastas de inmuebles.

Deja un comentario