Aplicación de la economía circular en las empresas: desmantelamiento de instalaciones industriales en desuso

Tiempo de lectura: 4 minutos

Para la entrada de esta semana, os traemos un resumen del ensayo: “La economía circular aplicada al desmantelamiento de instalaciones industriales en desuso”; escrito por Enrique Pelluz (Departamento de operaciones de Surus Inversa) y divulgado recientemente por el Club Español de la Energía, a través de su publicación trimestral “Cuadernos”

En Surus Inversa aplicamos los modelos de sostenibilidad de forma directactamente relacionada con la actividad principal de la compañía. La búsqueda de reempleo de equipos y materiales que, por su estado de conservación, les confiere la cualidad de seguir en el ciclo de vida, es el principal objetivo de los proyectos que ejecutamos. De forma particular, en las desimplantaciones y desmantelamientos existen una innumerable cantidad de equipos y materiales que, de forma general, pueden volver a utilizarse no siendo necesario su achatarramiento o gestión como residuo.

La reducción de la huella de carbono es un tema capital en los países industrializados y en Surus Inversa creemos en nuestro modelo para contribuir de forma notable a ello.

El artículo, explica de forma detallada cómo llevamos a cabo los desmantelamientos industriales, aplicando los principios de la economía circular y, gracias a los cuales, conseguimos el objetivo marcado inicialmente de minimizar los residuos, aumentar el reempleo de equipos de segunda mano y abogar por una economía sostenible.

Por economía circular se entiende aquella que es restaurativa y regenerativa, y que trata de que los productos, componentes y materias primas mantengan su utilidad y valor máximo en todo momento.

Los principios de la economía circular

  1. Preservar y mejorar el capital natural, controlando las reservas finitas y equilibrando los flujos de recursos.
  2. Optimizar el rendimiento de los recursos distribuyendo productos, componentes y materias procurando su máxima utilidad en todo momento.
  3. Promover la eficacia de los sistemas detectando y eliminando del diseño los factores negativos externos.

Pueden ser muchas y variadas las razones para desmantelar una instalación industrial: agotamiento de su vida útil, pérdida de rentabilidad o obsolescencia en el proceso de fabricación; al existir nuevas formas de producir con menor coste, mayor eficiencia y mucho más considerada con el medio ambiente.

 

El cambio de paradigma: modelo tradicional vs modelo de economía circular

El desarrollo industrial en los últimos años ha traído consigo una renovación en la mentalidad de la sociedad, con nuevas consignas para la transformación de la economía actual, destacando la interdependencia entre la propia economía y el medio ambiente. La sobreexplotación de los recursos es un hecho; que supone mayores costes y un daño directo al medio ambiente.

Éstas nuevas consignas, hacen necesario un avance hacia un cambio de paradigma; pasando de de una economía lineal, a un modelo de desarrollo y crecimiento que permita optimizar la utilización de los recursos, o lo que es lo mismo, un modelo de economía circular.

La mejoras resultantes de la aplicación de la economía circular en los desmantelamientos traen consigo:

1ª  Reducción de residuos.
2ª  Mejora sustancial de las expectativas económicas.
3ª  Desarrollo de un programa de Responsabilidad Social Corporativa para la empresa.

Por ello, la premisa fundamental en el desmantelamiento de una instalación debe enfocarse en recuperar ciertos activos que, por su naturaleza y estado, tienen un importante valor. La iniciativa del reempleo, de fácil incorporación a las estrategias de economía circular, permite alargar la vida útil de múltiples productos, en lugar de ser destinados a su destrucción, eliminación o reciclaje. Las opciones de reempleo son posibles en los desmantelamientos de instalaciones industriales.

 

¿Por qué dar por hecho que un equipo, en su totalidad, debe ser mandado directamente a las alternativas de reciclaje o vertedero?. El Reempleo.

Para poder apreciar el beneficio ambiental que se puede obtener mediante el reempleo de activos, se ha de analizar el impacto sobre el medio ambiente de la energía y de las materias primas empleadas en la fabricación de cada uno de sus componentes, el importe económico de su fabricación y utilización, y el valor de los residuos recuperables al final de su ciclo de vida.

Solo de este modo se puede comprobar la contribución real que tiene el reempleo de equipos respecto al medio ambiente (reducción de uso de materias primas + reducción de huella de carbono) y al aspecto económico (maximizando el valor y ahorrando los posibles costes logísticos y de gestión).

En el caso de instalaciones industriales en desuso, es posible aplicar el reempleo, donde materiales como la madera o las vigas y pilares que forman las estructuras pueden ser empleados de forma repetida a lo largo de la construcción de los edificios, o incluso en ciertas industrias, que pueden propiciar la reutilización de componentes de desguaces para reparar o reconstruir productos nuevos. Se debe tener en cuenta que no reutilizar materiales de construcción que se encuentran en buen estado de conservación tiene un doble aspecto negativo: generación de residuos innecesaria y aumento de uso de recursos para construcción de nuevos materiales de construcción.

Otras de las posibilidades que aporta la economía circular y que se debe tener en cuenta como escalón superior al reciclaje, debe estar en la reparación (equipos reparables), que viene a ser la combinación inteligente de varias actividades enfocadas a la optimización de recursos y al aprovechamiento de residuos y subproductos. La gestión de los equipos y componentes procedentes de una instalación industrial por orden de prioridad y de maximización del retorno económico, atendiendo a las directrices que marca el modelo la economía circular.

Las bondades que desencadena un desmantelamiento circular son evidentes y van mucho más allá de un mero aspecto económico. La componente medioambiental está por encima siempre que tengamos en cuenta todos los costes indirectos que tiene la simple acción de convertir en residuo algo que no lo es. Por ello, siempre hay que hacerse la pregunta ¿Por qué saltarse el escalón superior de la pirámide cuando es factible conseguirlo?

 

En Surus Inversa ya hemos sentido la sensación y satisfacción que supone colocarse en el escalón del reempleo.

Si quieres acceder al artículo completo y ver de forma detallada cómo aplicar el modelo de economía circular en instalaciones industriales y su beneficio ambiental, puedes hacerlo en este enlace: Publicación Enerclub

Desde Surus Inversa, ayudamos a las empresas, a través de sus departamentos de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa, a establecer y alcanzar sus objetivos en materia de economía circular.

 

Enrique Pelluz

Responsable de Operaciones

Deja un comentario