MARIPOSA

Cerrando el círculo

Desde que en Mayo de 2011 los socios de Surus Inversa iniciamos la andadura como empresarios entendíamos que gestionar la logística inversa de aquellos activos que en las empresas no eran estratégicos, no se utilizaban o estaban abandonados ante la falta de decisión, partía de una segmentación del estado del bien y un procedimiento claro de que hacer en cada caso.

Este enfoque implicaba un cambio de paradigma en el concepto empresarial de los bienes que ya no le sirven y como gestionarlos, pasar del coste al ingreso.

En nuestras presentaciones utilizábamos la figura de una pirámide de valor en la cual explicábamos al cliente los distintos estadios en los cuales se ejecutarían acciones para maximizar su valor.

Por lo tanto, uníamos clasificación y análisis de los activos con posibilidades de retorno económico directo a la cuenta de resultados de nuestros clientes.

Imagen1

Lógicamente, el valor de cualquier activo se maximiza cuando están en funcionamiento mientras se gestiona su venta o se puede poner en marcha sin ninguna dificultad  (útil), a partir de ahí va perdiendo valor si necesita algún tipo de reparación o adecuación para un uso distinto (reutilizable), en el caso que no merezca la pena invertir en el activo para su puesta en marcha, su valor está en la venta de las piezas que lo componen como repuestos (recuperable) y en ultimo caso se segregaba el activo analizando los materiales que lo componían para venderlo por lotes de aleaciones y componentes a empresas de recuperación (residuo valorizable).

Esta pirámide de valor además del retorno económico tiene un retorno a la sociedad respecto al valor medio ambiental. El gen de intentar recuperar cualquier activo para su uso se había perdido en los últimas décadas pero la  crisis y la mentalización hacia una sociedad sostenible en las nuevas generaciones lo están despertando.

Durante estos años hemos visto gran diversidad de materiales que han pasado por SURUS INVERSA a través de proyectos de empresas privadas con activos no estratégicos y en desuso (grandes compañías dentro y fuera del IBEX), proyectos de Administradores Concursales que deben maximizar el retorno para el pago a los acreedores, empresas estatales que deben vender activos innecesarios u obsoletos (Ministerios, Ayuntamientos, Defensa…).

Con esta experiencia surgió la idea de mejorar el estadio “RECUPERABLE” en la pirámide de valor, objetos que pueden tener un valor como materia prima para crear otro material con una función distinta para lo que fue creado.

Actualmente, antes de decidir que un activo se va a desguazar para venderlo por partes a recuperadores de residuos o venderlo tal cual a empresas liquidadoras por un precio de compra “al peso” esta siendo analizado con otras perspectiva. ¿Podemos crear algo con este objeto que lo revalorice?

SURUS INVERSA crea la marca DUDLEY DOCKERS, con tres objetivos estratégicos:

  • Reutilizar elementos especiales, singulares y piezas únicas, portadoras de su propia historia como base para crear un producto decorativo, con una utilidad final distinta para la que fueron creados.
  • Acercar el arte del diseño a la sociedad,
potenciando el producto artesano y la proliferación creativa del diseño español para mostrarlo, divulgarlo y venderlo dentro y fuera de nuestro país.
  • Contribuir a la sociedad española fomentando los valores de la reutilización sostenible.

SURUS INVERSA es una empresa 100% capital español y quiere contribuir a crear un circulo continuo y sostenible en la vida de los productos. Lo estamos cerrando…..y os lo iremos explicando.

No hay un termino especifico en la RAE para definir este concepto que en ingles tiene varias palabras con sus matices “repurposed” “upcycle” “reclaimed” “reused” pero añadiendo el prefijo Re- podemos intentarlo fuera del diccionario, rediseñar, redestinar, reutilizar….pero este tema es para otro post.

Deja un comentario