Compromiso

Compromiso o buenas intenciones

Responsabilidad Social Corporativa, Sostenibilidad, Políticas Medio Ambientales, cada vez más las grandes compañías desarrollan y ponen de manifiesto sus promesas y compromisos a favor de diferentes iniciativas. ¿Son buenas intenciones o un compromiso real?

“Reciclar los residuos para reducir la presión sobre las materias primas y los recursos limitados”, “Reducir la generación de residuos así como su correcta gestión, priorizando la reutilización y el reciclaje”, ”Reducción de la generación de residuos a través del reciclaje y reutilización”, “Optimización de la gestión de residuos, mediante la prevención, preparación para la reutilización, reciclado y valorización”, “La gestión de residuos es un problema latente debido a la creciente urbanización. El empleo de residuos como fuente de energía o el incremento de la eficiencia en la eliminación de residuos ayudarán a enfrentar este reto”….

Son algunas de las manifestaciones que las grandes compañías incluyen en sus políticas de sostenibilidad y medioambiente ¿hasta dónde llega la realidad? Hablan de gestión, reutilización, reciclaje, valorización… ¿son palabras o son hechos?  Prometen, se comprometen pero ¿cumplen ?¿hacen todo lo que esta a su alcance?

El verdadero compromiso debería llevar a las compañías a la búsqueda cualquier alternativa existente que permitiera recuperar y reutilizar cualquier material en desuso.

Comodidad, tradición, procesos ya establecidos, miedo a tomar decisiones, falta de prioridad… son algunas de las posibles excusas que provocan que las políticas de responsabilidad corporativa en el área de gestión de residuos se mantengan, en muchos casos, como cartas de intenciones sin llegar a abordar o innovar en las posibilidades existentes ahora mismo en el mercado.

Si bien es cierto que se ha avanzado mucho, esa falta de priorización, criticidad y compromiso REAL mantiene a las compañías atascadas en procesos tradicionales que si bien ofrecen alternativas, no maximizan el valor del posible retorno a obtener, maximización del Retorno Económico, Medioambiental y Social. Quizá se cree, erróneamente, que la inversión en tiempo y análisis no justifica la mejora de resultados.

Las compañías deberían atreverse a incluir cifras en sus políticas de gestión de residuos y obligarse a buscar alternativas que las cumplan.

Reducir en un 100% los residuos generados.

Dar un segundo uso al 100% de los activos en desuso que se encuentren en buen estado.

¿Por qué no?

Uno de los principales errores de base parte de la categorización por defecto como residuos de muchos materiales y activos que ya no se utilizan. Un activo no útil no debería calificarse como residuo hasta que no se hubieran agotado las alternativas de su posible reutilización.

En SURUS Inversa ofrecemos y nos comprometemos junto a nuestros Clientes en ofrecer soluciones y alternativas que permitan reducir al mínimo la generación de residuos. Prometemos, nos comprometemos y cumplimos.

En 2015, el 98% de material en des-uso cedido para la venta por nuestros clientes, se vendió como útil.

Para algunos de nuestros Clientes, hemos vendido como útil más del 90% del material que anteriormente gestionaban como residuo.

Útil, reutilizable, segregable, reparable, segundo uso … en la mayoría de los casos existe una opción alternativa de valor antes de su gestión como residuo. Incluso el diseño y el arte tiene también un hueco en nuestras soluciones.

El Valor de lo que YA NO TE VALE. SURUS INVERSA. Confían en nosotros más de 10 compañías del IBEX, administración pública y despachos de referencia.

conócenos

Deja un comentario