privacidad

La privacidad en Internet. 10 Pasos fundamentales para proteger tus datos personales

Tiempo de lectura: 2 minutos

Todo lo que hacemos en Internet deja un rastro de nuestra información personal que puede poner en peligro nuestro derecho de privacidad. Para evitar esto, deberíamos poner en práctica los siguientes consejos:

  1. Ten cuidado con la información que compartes en Internet. Una vez que se hace pública cualquier información, esta es accesible desde cualquier lugar del mundo y puede ser utilizada en tu contra.
  2. Gestiona correctamente tus perfiles sociales. La mayoría de las redes sociales tienen opción a gestionar qué información dejas ver al resto de usuarios.
  3. Controla la privacidad de tus dispositivos. Es fundamental proteger con contraseñas los dispositivos móviles: Teléfonos, Tablets, portátiles… En caso extravío o robo de cualquier dispositivo nos quedamos expuestos a dar acceso a toda nuestra información.
  4. No accedas a Internet con redes wifi abiertas. Si no conoces la red a la que te conectas, lo mejor es que no accedas. Cuando conectas a una red, se puede tener acceso a los datos de tu dispositivo.
  5. Si la información publicada en Internet te perjudica, puedes solicitar su retirada. Servicios de búsqueda como Google ofrecen un servicio de eliminación de datos personales de sus servidores Aquí tienes más información .
  6. Conoce Tus derechos. Todas las empresas españolas están obligadas a proteger los datos de carácter personal mediante la Ley de protección de datos LOPD . Pero no todos los países están obligados a cumplir esta ley. Antes de hacer uso de una web, asegúrate que cumple la ley o que tiene reconocido el derecho a la privacidad de tus datos personales.
  7. Crea contraseñas seguras que no faciliten el acceso a tus datos. Una práctica correcta en la creación de contraseñas es combinar letras mayúsculas y minúsculas con números, y si es posible con símbolos. Esta hace que sea más difícil adivinar tu contraseña. Utiliza contraseñas fáciles de recordar y nunca dejes apuntada tu contraseña en una nota.
  8. Evita nombres de contraseñas que se puedan identificar contigo. No utilices tu propio nombre, el de un familiar o una mascota. También evita las contraseñas comunes como Password, contraseña o 123456. Para comprobar el nivel de seguridad de tu contraseña puedes hacer click aquí
  9. Evita enviar información comprometida por correo electrónico. Como buena práctica hay que evitar el envío por correo electrónico de contraseñas, códigos de tarjetas de crédito, e información susceptible de ser utilizada para poder acceder a tus datos.
  10. Utiliza el sentido común. Igual que no dejamos la puerta de nuestra casa abierta cuando salimos de ella, debemos de poner todos los medios para que nuestros datos de carácter personal estén protegidos. Cualquier práctica sospechosa que suponga que puedan acceder a nuestros datos personales debe ser descartada.

Deja un comentario