El stock de una empresa da muchísimo de sí, especialmente aquel que no se vende o que queda obsoleto.
Puede ser que hayamos hecho un mal cálculo inicial, que el mercado ha sufrido cambios más rápido de lo que creíamos o que la tecnología haya ido más deprisa que nosotros: sea como fuere, es muy probable que más de una vez te haya dado grandes quebraderos de cabeza la gestión de stocks.
¿Qué hacer para optimizar el retorno de la inversión inicial? ¿Cómo llevo a cabo la comercialización de mi stock? ¿Cómo le saco rentabilidad al surplus y excedentes?
Ya hemos hablado de esto largo y tendido, pero nunca lo hemos relacionado de forma tan explícita con la economía circular, concepto estrechamente ligado a la filosofía de Surus Inversa.

Repasando conceptos: la economía circular
Antes de hablar de cómo se pueden gestionar stocks cumpliendo con los principios de la economía circular, vamos a ver con tres pinceladas en qué consiste este modelo económico:

  1.     Durabilidad: uno de los pilares sobre los que se fundamenta la economía circular es que para crecer no hay que producir más, sino cosas que duren más.
  2.     Reutilización y reciclaje: los activos, al durar más, se pueden reutilizar. Una empresa podría darles un uso que no contempla otra. También se puede sacar provecho a la descomposición del activo en sus materias primas para su reutilización.
  3.     Eco-friendly: todas las acciones de las que habla la economía circular respetan el medio ambiente. Es una de sus premisas.

Es decir, según los principios de la economía circular, el stock obsoleto o los excedentes son un valioso activo para los compradores potenciales, cuando antes se veían como material con el que inevitablemente la empresa iba a perder dinero.

Gestión de stocks: lo básico
Cuando hablamos de gestión de stock hacemos referencia a dos tipos de activos: el producto que no hemos conseguido vender y los productos o maquinaria utilizada en el proceso de producción que ya no se utiliza.
Si quieres saber más sobre la comercialización de stocks te recomendamos que visites este otro post, en el que hablamos sobre la venta de activos y equipamiento obsoleto.
Ahora que ya nos hemos puesto en contexto, vamos a ello: ¿cómo influye la economía circular en los modelos de comercialización de stocks más tradicionales? ¿Cómo se realiza la gestión de stocks y qué importancia tiene el surplus para las empresas en este nuevo paradigma?

Un nuevo escenario: stocks & economía circular
¿Qué pasa cuando un producto no se vende? ¿Dónde se almacena? ¿Cómo se le da salida de la empresa tratando de obtener la mayor rentabilidad? ¿Qué precio tiene esa salida o comercialización? ¿Qué opciones se ofrecen al comprador? ¿Qué repercusión tiene en la empresa esa venta? ¿Y qué duración tiene en total?
La gestión de stocks de una empresa se encarga de contestar todas esas preguntas, y hasta ahora la comercialización siempre ha buscado lo siguiente:

  •       Mayor retorno económico
  •       Menor tiempo de venta
  •       Menor coste asociado a la venta
  •       Mayor control sobre la venta
  •       Mejor repercusión tras la venta

Tradicionalmente tenemos dos modelos de comercialización de stocks:

  1.     Venta directa con recursos propios de la empresa
  2.     Liquidación en un lote a empresa mayorista o de compraventa

Cada uno de estos métodos tenía sus desventajas. Por ejemplo, la venta directa implica un mayor tiempo de venta y consume recursos propios de la empresa; con la liquidación en un lote el precio es menor o, en ocasiones, valor 0 de retorno para la empresa.
La economía circular trae bajo el brazo un tercer modelo, que supone una pequeña revolución en el tratamiento de surplus y excedentes para una empresa. Hablamos de la externalización de la gestión de stocks mediante una empresa especializada.

chart reempleo

Comercialización de stock mediante empresa especializada: optimización de beneficios para el vendedor
Tener un partner de confianza para la gestión de tu stock es una opción en la que el valor de los activos va más allá del retorno económico que reporta.
Imagínate que de repente te das cuenta de que hay una empresa que se dedica, profesionalmente, a subastar ese excedente o material obsoleto de tu empresa.
Es decir, una empresa que se mete de lleno en el corazón de la economía circular al basar su actividad en la reutilización del surplus o excedentes.
Y ahora imagina que esa empresa es capaz de conseguir lo siguiente para tus activos a vender:

  • Máximo retorno económico
  • Tiempo de venta pactado previamente
  • Minimización de costes asociados al proceso
  • Máximo control sobre la venta
  • Aplicación de políticas sostenibles dentro de tu empresa

Es decir, con la externalización de esta gestión se optimizan los cinco parámetros a los que se enfocaba la comercialización de stocks más tradicional. Y no solo eso, sino que se además se cumplen todas las directrices de la economía circular.
Pues deja de imaginarlo, porque ya es real y lo tienes a un clic de distancia: accede a nuestras soluciones

Un nuevo modelo de gestión y comercialización para una nueva era
La gestión de stocks con la ayuda de una empresa especialista ya está al alcance de todo tipo de empresas y administraciones. Les permite obtener los mejores números en los factores que definen la comercialización de stocks, facilita muchísimo la gestión y por su naturaleza se integra a la perfección en los principios de la economía circular.

Y tú, ¿cuál es el punto fuerte en la gestión de tu stock? ¿Qué haces para sacarle el máximo partido?