Análisis del mercado

La crisis que está causando el COVID-19 va haciendo mella a los distintos sectores económicos. Uno de ellos es el sector inmobiliario, donde ya se pueden prever las posibles consecuencias que se avecinan.

Esta crisis en el sector inmobiliario, es distinta a la que sufrimos con el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008. Parece que después del paso de los años, y después de una lenta recuperación, nos encontrábamos en una situación del sector menos frenética pero más sostenible en cuanto a precios y construcción. Las tendencias eran de un crecimiento moderado.

Muchos analistas se están animando a publicar sus previsiones y todos, en mayor o menor medida, vienen a decir lo mismo. Cuando finalice la parálisis que sufrimos se producirá una bajada importante en las transacciones y en los precios de compraventa.

Por ejemplo, Bankiter vaticina una caída en los precios del 6%, mientras que AIS Group pronostica la caída de hasta el 17% (https://blog.bankinter.com/economia/-/noticia/2020/4/27/analisis-precio-vivienda-coronavirus)

Según AIS Group, se prevé una caída del PIB del 8% y por otro lado Bankinter, prevé esa caída del PIB del 4,8% (https://www.ais-int.com/el-precio-vivienda-coronavirus-tardara-de-2-a-7-anos-en-alcanzar-los-precios-de-2019-a-causa-del-covid-19/)

La realidad es que el sector inmobiliario se va a ver muy afectado por esta nueva crisis que sufrimos.

En el segundo trimestre se han paralizado todas las transacciones, debido a la rotura del mercado y hace que aumente el stock de los activos. También aumenta la oferta debido a todos los que se han visto afectado por la crisis del Covid y necesitan liquidez de manera urgente, por lo que se ven obligados a vender parte de su patrimonio.

Por otro lado, desaparece gran parte de la demanda causada por la pérdida de poder adquisitivo de empresas y particulares. Al haber aumento de la oferta y disminución de la demanda, se va a tener que negociar mucho para realizar cualquier transacción y la “nueva normalidad” estará marcada por las negociaciones a la baja.

Mercado inmobiliario en liquidaciones

En Surus llevamos muchos años subastando inmuebles que provienen de procesos concursales, debido a la crisis del 2008. El mayor problema que nos encontramos al realizar su comercialización, son los valores que se adoptan para su venta, ya que suelen venir marcados por los créditos hipotecarios.

En estos momentos hay que ser conscientes de la situación actual y no pretender alcanzar valores de otros momentos del mercado. De esta manera se conseguirá evitar que las carteras de inmuebles de los bancos vuelvan a verse saturadas, como ya pasó en la anterior crisis donde los propios bancos se vieron obligados a convertirse en inmobiliarias.

Cuando se realiza una subasta en la que existe concurrencia, se está obteniendo ese valor de mercado. La concurrencia se logra mediante el marketing especializado, algo imprescindible para conseguir que una subasta tenga éxito.

La transparencia y rapidez del proceso, la publicidad en su comercialización y la seguridad y garantías que ofrecen las subastas electrónicas, las convierten en el mejor método para conocer el valor máximo de venta de un activo en un mercado que va a poder ser muy cambiante.


SURUS fue creada en el año 2010 para dar respuesta a una necesidad existente en el mercado nacional en cuanto a la venta especializada de activos en el mercado secundario maximizando el valor de venta. Especialistas en subastas on-line personalizadas, SURUS dispone de la plataforma on-line de subastas nº 1 en el mercado nacional. Lideres en el diseño de campañas de comunicación y marketing dirigido a maximizar la concurrencia en los eventos de subasta y así ofrecer los mejores resultados.

Mantente dentro del círculo y no te pierdas nada